negocios

Emprendedor versus Freelancer

El término Emprendedor es utilizado indiscriminadamente para designar a freelancers, vendedores, diseñadores y otras personas que son dueñas de su propia empresa. Esto genera problemas en el futuro ya que éstas últimas definen metas — independencia financiera, disponibilidad de tiempo, etc — que son imposibles de alcanzar con los procesos que siguen en su negocio si no se actúa como Emprendedor.

Tres de las principales características del concepto de Emprendedor:

  • Generación pasiva de ingresos: Desarrolla negocios que continúan generando ingresos inclusive cuando no está activamente trabajando en su desarrollo. Ej: SaaS (Software as a Service) que genera dinero incluso cuando el emprendedor no está trabajando en el producto
  • Inversión de tiempo: No es necesario que participe activamente de las operaciones diarias del negocio para que éste pueda seguir funcionando y creciendo. Ej: El Emprendedor puede tomar vacaciones de 6 meses sin perjudicar el funcionamiento del negocio
  • Venta eventual: Desarrolla negocios considerando el crecimiento principalmente de las métricas de SDE (Sellers Discretionary earnings) o EBITDA Ajustado y Activos — valor de liquidación — con la intención de una posible venta en el futuro

Contrariamente, una persona Freelancer necesita invertir tiempo para poder generar mayores ingresos — trabajo con clientes — y tiene que participar activamente de las operaciones de su negocio para que pueda seguir funcionando. A pesar de ser dueño de su negocio, el Freelancer no puede removerse indefinidamente de las operaciones diarias por no poseer sistemas y procesos definidos.

Un diseñador gráfico que construye una agencia de diseño puede actuar como Freelancer o Emprendedor dependiendo de sus metas y procesos establecidos. Inicialmente puede actuar como Freelancer para conseguir clientes iniciales y ganar masa crítica. A medida desarrolla el negocio puede establecer procesos y sistemas, comenzar a contratar un equipo pequeño, mantener rentabilidad, removerse de las operaciones diarias y — si así lo quisiera — vender su negocio.

Por otra parte, puede mantener su mentalidad de Freelancer perpetuamente y convertirse en un negocio-de-una-persona. Invertir tiempo para generar ingresos y nuevos clientes haciendo imposible que se pueda remover de las operaciones diarias. Contratar un equipo para desarrollar operaciones diarias no es consecuencia de mentalidad de Emprendedor si no se tienen los procesos y sistemas definidos para remover al propietario de la ecuación.

Es posible intercambiar el rol de "diseñador gráfico" del ejemplo por "ingeniero", "arquitecto", "abogado", etc. Lo importante es conocer la forma en que las distintas personas en distintos rubros con distintas habilidades se pueden convertir en Freelancers o Emprendedores dependiendo de la forma en que desarrollan de su negocio.

Ser Freelancer o Emprendedor dependerá de las metas de cada persona y uno no es necesariamente mejor que el otro. Lo importante es entender los conceptos y definir los procesos que permitan alcanzar las metas planteadas al momento de iniciar una empresa.